El Colegio de Médicos de Madrid tumba sus secciones pseudocientíficas | Ciencia | EL PAÍS

Cierra cursos y vocalías de homeopatía y otras pseudoterapias por carecer de evidencia científica

Origen: El Colegio de Médicos de Madrid tumba sus secciones pseudocientíficas | Ciencia | EL PAÍS

No son buenos tiempos para la homeopatía y otras pseudoterapias, al menos desde el punto de vista institucional. En los últimos meses, los representantes de estas prácticas sin aval científico han visto cómo perdían cursos en universidades y capacidad de influir en organizaciones médicas y sanitarias. Ahora, se suma a esta corriente el Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) que ha decidido eliminar todas sus secciones y actividades en el entorno de las llamadas terapias alternativas. Y por una simple razón: porque carecen de evidencia científica que demuestre que sirven para mejorar la salud de las personas.

Desde que llegó al Colegio la nueva junta directiva hace un año, se tomó la determinación de alejarse de prácticas pseudocientíficas que habían tenido algún tipo de amparo, ya sea como secciones o con la realización de cursos o actividades en sus instalaciones. “Creamos un consejo científico que ha optado por disolver todas estas secciones, más de treinta, que iban desde homeópatas y acupuntores a medicina antroposófica, todos equiparados a cualquier otra especialidad médica reconocida” explica a Materia el presidente de Iconem, Miguel Ángel Sánchez Chillón. “Esta junta directiva está trabajando para que el Icomem tenga el carácter científico que le corresponde y este es un paso más que para nosotros es prioritario”, subrayó.

“Esta junta directiva está trabajando para que el Icomem tenga el carácter científico que le corresponde y este es un paso más que para nosotros es prioritario”, subrayó el presidente

Ahora, por cumplir una formalidad, se les dejará enviar un formulario para solicitar volver a integrarse aportando avales científicos. Pero según Sánchez Chillón “ahora mismo, con la evidencia que hay, estas secciones tienen pocas opciones de estar en el Colegio”. La noticia la adelantó anoche Diario Médico. Además, hasta la llegada de la nueva junta, las instalaciones del Colegio estaban en manos de una empresa externa a la que “solo le importaba el negocio”, según el presidente de Icomem, y que por esa razón dejaba que empresas y colectivos de pseudoterapias ligaran su imagen a la del Colegio de Médicos de Madrid. “Eso se ha acabado”, zanja Sánchez Chillón.

Sin duda, el apoyo de estas instituciones había ayudado a sembrar la confusión en la opinión pública, con un resultado que se evidenció en la última encuesta de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología: la mitad de los españoles cree erróneamente que los productos homeopáticos funcionan algo, bastante o mucho. Y la portavoz de Sandidad en el Congreso por el PP evita desmarcarse de esta pseudociencia tras reunirse con su lobby.

En abril del año pasado, el Colegio de Médicos de Barcelona había cancelado todos sus cursos de homeopatía por no cumplir el requisito de contar con evidencias clínicas, aunque se mantuvo la sección de esta pseudoterapia por estar “arraigada en la sociedad”. Un mes antes había sido la Universidad de Barcelona la que había cancelado su máster de homeopatía por “falta de base científica”, algo que ya habían hecho en los últimos años otras universidades, como la de Sevilla, Córdoba o Zaragoza. A los pocos días, la Universidad de Valencia seguía los pasos de la de Barcelona tras no renovar su curso de posgrado.

En septiembre de 2016, por primera vez un grupo de farmacéuticos alzaba la voz contra estos falsos remedios y un mes después EE UU anunciaba que los preparados homeopáticos tendrían que indicar a los consumidores que “no hay evidencias científicas de que el producto funcione”. Además, también en noviembre, tres sociedades farmacéuticas se posicionaban en contra de esta pseudomedicina. Antes de todo esto, fue decisivo el movimiento de la Organización Médica Colegial (OMC), que representa a todos los colegios de médicos españoles, al declararse en contra de prácticas “carentes de base científica”. Hoy por hoy, la OMC cuenta ya con un Observatorio dedicado a velar por los pacientes frente a los engaños de las pseudoterapias.

TODOS LOS CÓMICS DE EDUCAR SIN DROGAS

Queridos compañeros docentes, o padres o madres interesados en el tema de las drogas y la realción que vuestros hijos puedan tener con estas sustancias, aquí os vais a poder descargar los cómics tal y como los dibujé, con todo el cariño y pasión que pongo en todo lo que creo que merece la pena. Y mis hijos, al igual que los vuestros, lo merecen todo porque son lo más grande de este mundo. No permitamos que cuatro payasos (con perdón hacia la profesión de los payasos) con ganas de forrarse jueguen con el cerebro de nuestros hijos. Un beso

Cómic Alcohol       Cómic Tabaco color       Cómic Tabaco Blanco y Negro    

Cómic Tabaco Euskera        Cómic Cannabis       Cómic TDAH COLOR      

Cómic TDAH Blanco y Negro   Cómic Diagnóstico  Cómic Tabaco adicción

Mueren los robots y la esperanza en las tareas de limpieza de Fukushima

Las tareas de exploración dentro de los reactores de la planta nuclear apenas ha comenzado y ya se enfrenta a serias dificultades

“Abe dijo que Fukushima estaba bajo control cuando fue al extranjero a promocionar la candidatura de los juegos olímpicos. En Japón todos podemos constatar que la situación no está bajo control”, cuenta un exingeniero nuclear

“Nos gustaría eliminar el agua contaminada en 2020”, afirma la empresa responsable

Origen: Mueren los robots y la esperanza en las tareas de limpieza de Fukushima

Cuando no habían completado ni una quinta parte de la misión, los ingenieros que hacían el seguimiento del progreso de Escorpión tiraron la toalla. El último robot que había sido enviado a las entrañas de uno de los reactores dañados de Fukushima Daiichi, y cuyo seguimiento se hacía por control remoto, dejó de enviar señales.  El combustible nuclear que se sobrecalentó cuando la planta sufrió una triple fusión hace exactamente seis años impidió que el robot avanzara.

Hace un mes, este robot de Toshiba, que tiene unos 60 centímetros de longitud y está equipado con un par de cámaras y sensores capaces de medir los niveles de radiación, fue abandonado a su suerte. El operador de la planta nuclear, Tokyo Electric Power (Tepco), intentó restar importancia al hecho de que otra misión de reconocimiento había fracasado. Esta última tenía el objetivo de determinar el estado actual y la ubicación exacta del combustible fundido. 

Aunque la misión no se completó, los responsables de la planta se limitaron a indicar: “Hemos obtenido información de valor que nos ayudará a determinar qué métodos son los más adecuados para eliminar los contaminantes del combustible”. 

Los contratiempos de Escorpión, cuya misión debía durar diez horas y solo duró dos, pusieron en evidencia lo complicado que es desmantelar Fukushima  Daiichi; una tarea sin precedentes. Un experto no ha dudado en afirmar que el desmantelamiento “escapa a la comprensión humana”.

El 11 de marzo de 2011 la planta nuclear se convirtió en el escenario del peor accidente nuclear desde Chernobyl, después de que un terremoto de magnitud 9 y un tsunami sacudieran esa región de Japón. Se podrían necesitar entre 30 y 40 años para desmantalerla, y el ministro de industria y comercio de Japón ha calculado que los costes podrían superar los 178.000 millones de euros. 

Esta cifra, que incluye las indemnizaciones que recibirán decenas de miles de personas que fueron evacuadas tras el accidente nuclear, prácticamente duplica la estimación realizada hace tres años. 

Radioactividad para matar a una persona en un minuto

El tsunami mató a casi 19.000 personas; la mayoría de ellas en la zona de Fukushima. Unas 16.000 personas que vivían cerca de la central nuclear se vieron obligadas a abandonar sus hogares. Han pasado seis años y han sido pocas las que han podido volver a zonas que las autoridades consideran seguras.

Para Tepco está resultando casi imposible fabricar robots que sean capaces de entrar en las partes más peligrosas de los reactores de Fukushima Daiichi y permanecer el tiempo necesario para recabar información de valor. El escorpión, que se llama así porque lleva una cámara en su cola abatible, “murió” después de quedar encallado en un carril situado debajo del recipiente de presión del reactor. No pudo seguir porque los posos de combustible y otros desechos le bloquearon el paso.

Puede ser que este robot y otros anteriores también hayan sufrido los efectos de la radiación. Antes de perderse, su dosímetro indicaba que en el tanque de contención número 2 los niveles de radiación eran de 250 sieverts por hora; suficiente para matar a un humano en un minuto.

El responsable de la planta nuclear, Shunji Uchida, reconoce que Tepco ha conseguido una información “limitada” sobre el estado del combustible fundido. En declaraciones a the Guardian y a otros medios que visitaron la planta nuclear, explicó que “de momento solo hemos conseguido echar un vistazo y el último experimento con un robot no ha funcionado”.  Uchida admite que, por ahora, no tienen otro plan. 

Problemas con los robots al margen, el trabajo de exploración en los otros dos reactores, cuyos niveles de radiación son incluso superiores al del reactor número 2, ni siquiera ha empezado. Los responsables de la planta quieren que un pequeño robot resistente al agua entre en el reactor número 1 en las próximas semanas, pero todavía no se ha fijado una fecha concreta para enviar a un robot al reactor número 3, que es el que está en peores condiciones. 

Naohiro Masuda, presidente de la sección de desmantelamiento de Fukushima Daiichi, señala que quiere que se hagan nuevas investigaciones antes de decidir cómo sacar el combustible fundido. 

A pesar de todos los contratiempos, Tepco, tras consultarlo este verano con las autoridades gubernamentales, ha insistido en que empezará a extraer todo el combustible nuclear fundido en el año 2021, cuando se cumpla una década del desastre.

Sin embargo, Shaun Burnie, un experto nuclear que trabaja para Greenpeace Alemania y que está radicado en Japón, afirma que la planta nuclear se enfrenta a un reto “sin precedentes y que prácticamente escapa a la comprensión humana”. También asegura que las fechas que se marcaron para el desmantelamiento “nunca han sido realistas ni creíbles”.

La última exploración fallida del reactor número 2 “no hace más que confirmar esta realidad”, indica Burnie. “sin una solución técnica de cómo lidiar con las unidades 1 y 3, se han centrado en la unidad dos porque es la que parece menos difícil. La mayor parte de la información que la empresa y el Gobierno han compartido con los medios de comunicación y con el público es mera especulación y un cúmulo de buenos deseos”.

“El calendario actual para la eliminación de cientos de toneladas de combustible nuclear fundido, cuya ubicación y condición todavía no están claras, se basó en el calendario fijado por el primer ministro [Shinzo] Abe en Tokio y por la industria nuclear, no se basan en los hechos objetivos recabados sobre el terreno ni la ingeniería de sonido o la ciencia”, indica el experto.

900.000 toneladas de agua contaminada

Shunichi Tanaka, presidente de la Agencia de Regulación Nuclear Japonesa, no parece compartir el optimismo de Tepco en lo relativo a respetar el calendario fijado para el desmantelamiento. “Todavía es demasiado pronto para hablar en estos términos tan optimistas”, afirma. “De momento, seguimos avanzando a oscuras”.

A simple vista, se han hecho muchos cambios en Fukushima Daiichi desde la anterior visita de the Guardian, que tuvo lugar hace cinco años. 

Por aquel entonces, el sitio todavía estaba lleno de escombros. Las mangueras, las tuberías y los materiales de construcción cubrían el sitio, mientras que miles de trabajadores desafiaban los altos niveles de radiación para devolver el orden a la escena de un desastre nuclear.

Han pasado seis años y se han reforzado los edificios de los reactores dañados y ha sido posible sacar más de 1.300 conjuntos de combustibles gastados de la piscina de almacenamiento del reactor número 4. Han cubierto el suelo con un revestimiento especial para evitar que el agua de la lluvia se sume a los problemas de gestión de agua que ya tiene Tepco. 

Los trabajadores que antes tenían que ponerse un equipo protector cuando se dirigían hacia Fukushima Daiichi ahora pueden llevar ropa ligera y máscaras quirúrgicas en muchas de las zonas de la planta nuclear. Los 6.000 trabajadores ya pueden comer un plato caliente y hacer turnos para descansar en una caseta que fue habilitada para este uso en 2015. 

Sin embargo, cuando nos apartamos de la costa, las filas de tanques de acero son un recordatorio de uno de los principales enemigos de los esfuerzos de desmantelamiento: el agua contaminada. Los tanques frenan 900.000 toneladas de agua; una cantidad que pronto será de un millón de toneladas. 

Las paredes subterráneas de hielo de Tepco, que en el pasado se creían indestructibles y cuya construcción superó los 200.000 euros anuales, no han conseguido hasta la fecha evitar que las aguas subterráneas entren en los sótanos de los reactores y se mezclen con el agua refrigerante radioactiva. 

Yuichi Okamura, un portavoz de Tepco, reconoce que la estructura, que congela el suelo a una profundidad de 30 metros, todavía permite que a diario 150 toneladas de agua subterránea penetren en los sótanos del reactor [y se contaminen].

Se han mantenido abiertas expresamente cinco secciones para evitar que el agua de los sótanos de los reactores suba y se escape. “Tendremos que cerrar el muro de forma progresiva”, indica Okamura. “Nos gustaría que en abril el flujo de agua subterránea no superara las 100 toneladas diarias y nos gustaría haber conseguido eliminar el agua contaminada en 2020”. 

Los más críticos con las tareas de desmantelamiento y de limpieza señalan que en 2020 Tokio será la ciudad anfitriona de los juegos olímpicos. Consiguió convertirse en la sede olímpica después de que Abe afirmara ante el Comité Olímpico Internacional que Fukushima estaba “bajo control”.

Mitsuhiko Tanaka, un exingeniero nuclear de Babcock-Hitachi, acusa a Abe y a otros altos cargos del Gobierno de haber minimizado la ardua tarea de desmantelamiento con el propósito de que el público apoye sus planes de volver a poner en funcionamiento los reactores nucleares en todo el país. 

“ Abe dijo que Fukushima estaba bajo control cuando fue al extranjero a promocionar la candidatura de los Juegos Olímpicos, pero nunca ha hecho una afirmación parecida en Japón”, indica Tanaka. “En Japón todos podemos constatar que la situación no está bajo control”.

“ Si alguien del prestigio de Abe repite esta afirmación a menudo, se convierte en verdad”, lamenta Tanaka. 

Traducido por Emma Reverter

viñetas de vida

Un innovador proyecto educativo aborda, a través del cómic, cuestiones que no contemplan los temarios

Origen: Comicreando Artículo Escuela (1).pdf – Google Drive

Por Mercedes CorretgeQue el mundo sucede más allá del instituto puede parecer una perogrullada, pero lo cierto es que las aulas suelen quedarse pequeñas para albergar los interesesde los alumnos. Y es que hay cuestiones importantes que conviene saber aunque no vayan a entrar en el examen. Este es el caldo de cultivo de Comicreando, una creativa herramienta de aprendizaje ideada y realizada por docentes de Navarra. Con ella se ahonda en el desarrollo humano de los estudiantes abordando, a través del lenguaje del cómic, realidades que no tienen cabida en la enseñanza reglada. En el punto de mira de este proyecto: potenciar el pensamiento crítico, la reflexión y la investigación. Y en el trasfondo, el desacuerdo existente entre parte de los docentes y de los responsables políticos con respecto al actual sistema educativo: “A nosotros nunca se nos pregunta cuando hay que hacer una reforma educativa, así que esta obra es, en este sentido, un elemento reivindicativo”.


Maite Segura, profesora de Ética y Filosofía, e Iñaki Redín, profesor de Ciencias Naturales y Biología, ya vislumbraron la eficacia comunicativa de este género gráfico con los primeros cómics del mago Kamelo con los que hace una década mostraron a sus alumnos que, “para cambiar la realidad, existen alternativas más benévolas que las drogas”. Se encontraron entonces con un grupo de estudiantes con serios problemas de consumo y menudeo de drogas. De la mano del mago Kamelo pudieron comprobar que podían cambiar las cosas: “Chicos y chicas que hasta entonces habían sido clasificados con el sobrante del sistema educativo, de la noche a la mañana exponían sus reflexiones a otros compañeros, coordinaban grupos de trabajo con otras clases y salían en prensa y en televisión mostrando sus experiencias como protagonistas de un cómic, como protagonistas de su propia vida”. Con estos antecedentes, Comicreando continúa por la senda de trasladar en viñetas, color y bocadillos, temas como la energía nuclear, la pseudociencia, la guerra biológica, el papel de la mujer en el progreso, etc., cuestiones relacionadas con la ciencia y con la vida desde un prisma divulgativo. Explican los profesores-autores que se trata de “utilizar la estética y la narrativa del cómic para enseñar contenidos de todas las áreas y educar en valores, sin que se pierda la motivación por aprender”.

Afirman que es un lenguaje que a los estudiantes les es familiar y que se aleja de la densidad de los libros de texto, algo que le convierte en un buen recurso para aprender y complementar las estrategias docentes. “Tal y como está contada la historia –apunta Maite Segura– la narración gráfica llega mucho más que un ejercicio de cualquier libro de texto tradicional, con lo cual no es excluyente, sino que lo complementa y lo eleva a otra categoría”. Además, entienden que con el cómic estudiantes y docentes pueden conectarde una manera más natural, ya que “hay pocas cosas que nos comuniquen con nuestros alumnos porque tenemos una brecha generacional”, afirma Iñaki Redín. Aparte de los dos docentes, en Comicreando ha intervenido Iñaki Redín Zabalegui, estudiante de Bellas Artes e hijo del profesor Redín, y todo el alumnado que durante un proceso de varios años ha ido aportando ideas. El proyecto se ha presentado a la décimo primera edición del Premio a la Acción Magistral, siendo en la actualidad uno de los veinte proyectos finalistas nacionales. En 2011 fue reconocido con una mención de honor.         .    

Eboluzio hitzak aldaketa esan nahi du

ez gehiago, ez gutxiago

Halaxe da, bai! Aristotelesen garaiko pentsalarien artean erebaziren batzuk animaliak eta landareak eboluzio baten ondorioizan zitezkeelako aukeraren inguruan gogoetan zebiltzanak.

Aurreko ideia horretan gehixeago sakonduz, antzinakozenbait kulturatan beste animalia batzuen ondorengotzatzeukaten gizakia bera ere. Animalia horiek jainkotzatgurtzen ziren, eta hori zela eta, debeku zen haienharagirik jatea. Ba al duzu totemen eta behi sakratuenaditzerik?

itzultzailea: Mikel Olano

Sakatu HEMEN komikia erabat dohainik descargatzeko

Tabakoa: Izana eta usteak

Este es el cómic sobre el tabaco…

 

… que aparece en el libro “Educar sin drogas”. Hemos de agradecer a mi amiga y compañera Jeannie Telletxea la excelente traducción al euskera. Este tebeo es el resultado de muchas charlas con chicos y chicas de 14 a 18 años y , si eres fumador y quieres dejar de serlo, este cómic te puede ayudar. ¡Ojo! no estoy diciendo que se trate de un método para  dejar de fumar, en absoluto. Pero a muchos amigos míos les ha hecho pensar y  les ha ayudado a dejar la adicción a la nicotina. Se puede decir que se trata de un bonito efecto colateral.

Pincha AQUÍ para bajártelo totalmente gratis.

 

Mujeres de Ciencia

Pincha AQUÍ para descargarte el cómic totalmente gratis

Cuando el único pecado era intentar ser útil siendo mujer

Hipatia de Alejandría (370-416) mujer de ciencia y mártir. Sus trabajos en filosofía, física y astronomía fueron considerados como una herejía por un amplio grupo de cristianos, quienes la asesinaron brutalmente. Desde entonces, a Hipatia se le consideraun símbolo de la defensa de las ciencias, contra la irracionalidad y la estupidez.

Continuar leyendo “Mujeres de Ciencia”

educar sin drogas

En este apartado encontrarás todo el material que complementa el libro “Educar son drogas” que muy pronto verá la luz: versiones en euskera de cómics, unidades didácticas, material para fotocopiar, etc.

Sitúate sobre el nombre “educar sin drogas” del menú principal SIN HACER CLIC y verás que se despliega una lista con todas las opciones. Y ahora haz  “clic” sobre aquella que atraiga tu interés.

TDAH: son 4 letras

Pincha AQUÍ para bajarte el cómic de forma gratuita

Metilfenidato, MPH, Speed o “esa mierda que me dan”

Los recortes empezaron en Navarra con un gobierno de naturaleza creyente, me refiero a creyente del tipo católico y creyente en el TDAH. Nos bajaron el sueldo a los docentes, no de golpe sino a poquitos, nos subieron las horas de docencia directa y lo más grave: nos subieron la ratio, el número de estudiantes por aula, a esos números inhumanos. Hay una palabra que define la ratio mejor que cualquier otra: inasumible.

Continuar leyendo “TDAH: son 4 letras”