En busca del origen de la desmotivación

Asamblea en la carpintería

 Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea: Una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! y además se pasaba el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo, del que dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.

Continuar leyendo » En busca del origen de la desmotivación»